Cédula de habitabilidad y certificado energético | ProntoPiso

Por favor actualiza tu navegador Internet Explorer a Microsoft Edge, O utiliza otro navegador para poder disfrutar del correcto funcionamiento de nuestra web.

Gracias.

ProntoPiso te explica qué es y para qué sirven la Cédula de habitabilidad y certificado energético

Hoy vamos a hablaros de “papeleos” y os daremos una alegría.

Los hemos llamado así “papeleos” porque al final es como lo conocemos todos, cuando somos un particular y nos enfrentamos a gestiones, trámites y obstáculos a la hora de rematar algo. En vuestro caso, vender vuestra vivienda.

Si la parte de “papeleos” implica burocracia y un gasto impositivo extra, la “papeleos” que apuntábamos al iniciar este artículo es:

Puedes reposar tranquilo porque ProntoPiso te facilitará un proveedor (si lo deseas o necesitas) que se encargará de todo por ti.

Mucho se habla de la “Cédula de habitabilidad y certificado energético” y al final, hasta que no te metes en la venta de un piso no terminamos (por lo general) de enterarnos de qué es.

Iremos por partes, para no liaros. Os vamos a explicar ambos conceptos y al término de cada uno de ellos los aplicaremos a Madrid y Barcelona, que son las ciudades donde opera ProntoPiso.

¿Qué es la cédula de habitabilidad?

Es un documento que sirve para garantizar la habitabilidad de una vivienda antigua. Esto es, que ya ha sido ocupada con anterioridad. A fin de cuentas es un documento que necesitará el comprador de tu vivienda para poder acometer la contratación de servicios como el gas, la electricidad y el agua. Suele tramitarla el propietario que vende el piso, como garantía para el comprador de que podrá adquirir esos servicios.

Para ello habrás de presentar la solicitud correspondiente en tu Comunidad Autónoma y adjuntar la documentación solicitada según el caso y en función de si estás en Madrid o en Barcelona. El organismo correspondiente te emitirá dicha Cédula de habitabilidad cuando inspeccione la vivienda que pones a la venta y corrobore que cumple con todos sus requisitos.

Cédula de habitabilidad en Madrid

Se tramita en la Comunidad de Madrid.

En el caso de Madrid, cuando todo esté correcto, recibirás el documento en el plazo de 3 meses desde su solicitud. Se puede solicitar de modo presencial y/o vía Internet. En ambos casos necesitarás un DNI y en el segundo uno electrónico para poderte dar de alta y hacer las gestiones pertinentes. Su vigencia, una vez otorgada, es de 15 años.

Seguimos en Madrid: a principios de 2018 se abrió el debate de la supresión de ésta cédula de habitabilidad en la Comunidad de Madrid. El Gobierno de ésta Comunidad entiende que dicha cédula se solapa con otros requisitos imprescindibles que cumplen todos los propietarios de inmuebles y podría estar incurriendo en duplicidad de pagos por un mismo servicio. En caso de que prosperase esta iniciativa os iremos informando en este mismo blog para vuestra tranquilidad.

Cédula de habitabilidad en Barcelona

El organismo responsable es la Agencia de l’Habitatge de Catalunya y requiere, siempre, cita previa. Necesitarás rellenar algunos formularios con los datos de tu vivienda y aportar documentación específica que te solicitarán en función del año de construcción de tu piso.

¿Qué es el certificado energético?

Otro “papeleo”…

Igualmente imprescindible si te propones vender tu piso. Es más, es obligatorio presentárselo al potencial comprador para que pueda evaluar los posibles gastos derivados de la compra de tu vivienda en caso de no estar en condiciones óptimas y es válido por un plazo de 10 años.

El certificado energético será expedido por un técnico competente en la materia. Él lo emitirá y lo presentará en la Dirección General de Industria, Energía y Minas de la Comunidad de Madrid, en el caso de Madrid. El organismo competente en la materia, en Barcelona, es la propia Generalitat de Catalunya.

Este certificado refleja las emisiones de CO2 de tu inmueble así como de su consumo energético. Se trata de un certificado estándar y común para todos los estados miembros de la Unión Europea. Quedará resumido en una etiqueta adicional a la documentación de tu piso en venta para que se pueda consultar y tendrá un orden (y color) de la A (que refleja perfecta eficiencia energética de una vivienda) a G (sensible de mejoras). Si no lo incluyeras en la venta de tu piso podría acarrear penalizaciones y multas que oscilan entre 300€ y 6000€.

El certificado es una radiografía del inmueble que incluirá todos los aspectos técnicos de la vivienda: orientación, ubicación, superficie, instalaciones emisiones y demás. La calificación de eficiencia energética resulta del cálculo de consumo necesario para cubrir las necesidades de energía que tiene tu inmueble.

Ver más entradas >>