Por favor actualiza tu navegador Internet Explorer a Microsoft Edge, O utiliza otro navegador para poder disfrutar del correcto funcionamiento de nuestra web.

Gracias.

La clave de titularidad de una vivienda es el concepto que hace referencia a la relación que tenemos con nuestra vivienda habitual. Se trata de uno de los puntos a indicar cuando hacemos la Declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. Los españoles, tanto si residen en territorio español como si residen en el extranjero, tienen la obligación de presentar este documento y de ser, por lo tanto, contribuyentes por el IRPF y suscribirse en la declaración por este impuesto.

La declaración de la renta es un documento extenso en el que hay que incluir una larga cantidad de datos, una parte de los cuales hacen referencia al propio domicilio.

Es normal que surjan dudas en el momento de rellenar el documento de la declaración de la renta, sobre todo, si se trata de las primeras veces que la realizamos. Una de las dudas más habituales suele aparecer en el apartado 7.1.1. “Datos adicionales de la vivienda habitual”. En el campo “Titularidad” de esta sección la Agencia Tributaria solicita que el declarante indique cuál es su relación respecto a la vivienda donde reside en la actualidad.

Para ello presenta entonces cuatro claves que determinan esta situación, es decir, la titularidad en relación con la vivienda habitual.

Son las siguientes:

Clave 1. Propiedad

Deberás marcar esta casilla si eres tú o tu cónyuge el propietario, total o parcialmente, de la vivienda donde resides. Aquí también deberás hacer constar las plazas de garaje (hasta un máximo de dos) de las que dispongas, si es el caso.

Clave 2. Usufructo

Marca esta casilla si tú o tu cónyuge disfruta de la vivienda en herencia sin ser el propietario, es decir, si eres usufructuario, total o parcialmente, del domicilio donde resides actualmente.

Clave 3. Arrendamiento

Si vives en régimen de alquiler, entonces deberás marcar esta casilla. En este caso, será necesario incluir también el NIF o número de identificación del arrendador.

Clave 4. Otras situaciones

Para cualquier otra situación distinta a las que se reflejan en las claves 1, 2 y 3 anteriores, deberás marcar esta casilla. Por ejemplo, si vives con tus padres o en el supuesto de vivienda cedida al contribuyente por la empresa. Esta opción está indicada para aquellos que no poseen ningún título jurídico sobre la vivienda, o para quienes existe un título distinto a los anteriores.

Ahora que ya está claro qué es la clave de titularidad de una vivienda, puedes echar un vistazo a qué es un contrato de arras y familiarizarte con toda esta terminología si estás pensando en vender tu piso para comprarte otro. Desde ProntoPiso te asesoramos y acompañamos en todo el proceso.

Prontopiso es la única inmobiliaria que, si lo necesitas, te adelanta dinero a cuenta de la venta. Te ofrece tiempo para que encuentres al mejor comprador; y que te acompaña y asesora desde el momento de la valoración de tu casa hasta la firma notarial. Prontopiso cobra en función de las facilidades que ofrece a los clientes y siempre después de la venta.

Ver más entradas >>