Cómo calcular el valor catastral de una vivienda | ProntoPiso

Por favor actualiza tu navegador Internet Explorer a Microsoft Edge, O utiliza otro navegador para poder disfrutar del correcto funcionamiento de nuestra web.

Gracias.

Lo mejor será que empecemos por explicarte qué es el valor catastral de tu vivienda. A veces impersonalizamos los conceptos y no caemos en que la mayor parte de las personas pueden estar ajenas a este tipo de términos. Por eso en ProntoPiso te lo explicamos al detalle. Para que sepas de qué te están hablando y o sientas que te flaquean las rodillas cuando te hablan de cosas que, si no fueras a vender tu piso, no tendrías necesidad de conocer.

Empecemos por lo básico…

¿Qué es el valor catastral de una vivienda?

Estamos hablando de un registro obligatorio en el Ministerio de Hacienda. Aquí se deposita la información de todos los inmuebles sean del carácter que sean (urbanos y/o rústicos). El criterio para calcular el valor catastral de una vivienda varía en función del municipio en el que esté inscrita.

Una vez inscrita tu vivienda en el Catastro (cosa gratuita, a diferencia del Registro de la Propiedad) recibes una referencia exclusiva para tu inmueble. Hablamos de un código de 20 caracteres. Es obligatorio comunicar al catastro cualquier modificación del inmueble para dejarlo registrado y poder recalcular el valor catastral de tu vivienda.

Cada municipio impondrá una serie de requisitos y aspectos a detallar para esbozar el cálculo del valor catastral de sus viviendas.

Datos comunes para el cálculo del valor catastral de tu vivienda:

  1. Valor del suelo (sobre el que se erige el inmueble). Condicionado por el valor catastral de la propia ubicación geográfica. Esto permitirá tener un valor exacto y objetivo de dichos valores
  2. Valor de la construcción (que incluye aspectos como hastos derivados de su planificación y ejecución)
  3. Esa serie de características particulares de cada municipio

Al final el valor catastral de tu vivienda no lo calculas tú, como particular, sino un arquitecto (incluso técnico) o mediante el propio registro en el Catastro. Entonces éste elabora el cálculo del mismo y lo trasladará al recibo del IBI o lo veremos en el IRPF.

Quizás te interese ver cómo conseguir la Cédula de habitabilidad y el Certificado energético de tu inmueble explicado en el blog de ProntoPiso

Ver más entradas >>