Qué papeles necesito para vender mi piso | ProntoPiso

Por favor actualiza tu navegador Internet Explorer a Microsoft Edge, O utiliza otro navegador para poder disfrutar del correcto funcionamiento de nuestra web.

Gracias.

Los trámites que se deben seguir para vender un piso son bastante complejos. Antes de embarcarte en este proceso sin ayuda de expertos, debes saber que el sector inmobiliario es un mercado tradicionalmente opaco, donde los procesos que hay que seguir son muy complicados de llevar a cabo si no tienes conocimientos específicos sobre el sector. Durante el proceso deberás solicitar escrituras, certificados, impuestos, contratos, etc. Además, la mayoría de los documentos que necesitarás te los tendrá que expedir una administración pública, lo cual ralentiza el proceso. También se debe tener en cuenta el valor de tu vivienda, pero ¿cómo saber cuánto vale? Hay un sinfín de herramientas que te permitirán saber el valor de tu piso. No obstante, debes conocer las particularidades de cada una de ellas antes de confiar una tarea tan delicada como la de valorar tu vivienda, ya que es una decisión definitiva en el proceso de venta de un inmueble.

Finalmente es importante tener en cuenta que el proceso de venta requiere de tiempo y, sobre todo, de conocimiento. Así pues, para facilitar el proceso, a continuación se listará la documentación necesaria para vender un piso.

En primer lugar, se recomienda que compruebes estar en posesión de los siguientes documentos, y si no fuese así deberían ser solicitados:

  • Copia de la escritura notarial. Esta certificación registral es un sencillo trámite que le garantizará la seguridad jurídica de tu inmueble. A diferencia de la nota simple, que tiene un valor puramente informativo, ésta tiene carácter de documento público otorgando una presunción de legalidad a los actos y contratos inscritos.

  • Nota registral simple. En esta nota, se debe demostrar que tú, vendedor del piso, eres el verdadero propietario del inmueble. También se comprueba si la vivienda está libre de cargas (como hipotecas o embargos). Este documento lo facilita el Registro de la Propiedad y conlleva a un coste de 5€.

  • Último recibo del IBI (Impuesto sobre Bienes Inmuebles). Debes proporcionar este documento al comprador de tu vivienda ya que has de asegurarte de que el demandante está informado sobre las deudas que tendrá que pagar una vez el piso sea suyo. Además, también tendrás que pedir un certificado de la comunidad de propietarios con el fin de que el comprador esté al corriente de los pagos pendientes a la comunidad.

  • Los planos de la vivienda y los estatutos de la comunidad. El demandante necesitará estos papeles en caso de que quiera solicitar una hipoteca. Por tanto, el hecho de poseerlos de antemano facilita que el banco se los pudiera solicitar.

  • Fotocopia de la escritura de compraventa anterior a la compraventa que vas a realizar. Es recomendable que además de esta fotocopia, proporciones al comprador los datos registrales del inmueble que te dará el Registro de la Propiedad.

  • Certificado energético y Cédula de habitabilidad. Tanto la cédula de habitabilidad como el certificado energético son documentos que deben estar aprobados y en vigor a la hora de poner en venta un inmueble.

  • Reserva del inmueble. Este es un trámite que admite cierta flexibilidad dado que existen diversas maneras de realizar la reserva de la vivienda. Esta reserva consiste en una cantidad de dinero que se entrega a Ia inmobiliaria para que te reserve el inmueble que quieras. Actualmente, existen diversas formas de establecer un contrato de reserva de piso, pero de todas ellas, el contrato de arras es lo más seguro y lo que se recomienda utilizar. En este documento, el comprador le garantiza al vendedor que le proporcionará una cantidad de dinero determinada en un plazo de tiempo establecido. Como vendedor, tiene la obligación de no vender el inmueble a otro demandante durante el plazo de tiempo establecido.

  • Redacción del contrato. Esta redacción suele ser complicada ya que cada situación es distinta. Por este motivo, es recomendable solicitar la ayuda de un profesional para establecer este contrato. Las principales características que contiene este documento son las siguientes:

    • Identificación del comprador y del vendedor.
    • Identificación del inmueble y certificado de libre de cargas o identificación de las cargas que posee.
    • Contrato de compraventa del inmueble.
    • Precio de venta final y formas de pago.
    • Solucionar cualquier problema con las hipotecas.
    • Fecha de entrega de llaves y de otorgamiento de escritura pública del contrato de compraventa.
    • Derechos y obligaciones del comprador y del vendedor, así como los efectos jurídicos ante el posible incumplimiento del contrato.
    • Fecha de celebración del contrato y firma de los contratantes.
  • Escritura pública. De este documento se ocupa principalmente la notaría. De hecho, solicitarán la documentación necesaria para poder vender tu vivienda a cambio de que se les pague una cantidad de dinero determinada. Es uno de los trámites más importantes y uno de los que da más garantía. Gracias a realizar la escritura pública podrás inscribir tu contrato en el Registro de la Propiedad y este se validará. Para terminar, para poder inscribir tu contrato en el Registro deberás liquidar el impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales.

Tras realizar la inscripción, habrás terminado todos los trámites que se necesitan llevar a cabo para vender un piso. Sin embargo, si después de leer este artículo crees que no vas a ser capaz de realizar todos los trámites ni de reunir toda la documentación necesaria sin ayuda, puedes contactar con ProntoPiso y ahorrarte todo este proceso en Prontopiso.com. Los profesionales de ProntoPiso cuentan con una amplia experiencia en el sector inmobiliario y llevarán todo el proceso necesario de la venta de tu vivienda. Además, no únicamente aseguran la venta de tu casa, sino que te garantizan la venta en menos de 90 días. En caso de no conseguir venderla en ese período de tiempo, Prontopiso se compromete a adelantarte el 95% del valor del piso sin coste alguno, para reducir la presión de la venta rápida y poder mejorar el posicionamiento del vendedor a la hora de negociar el precio final.

Ver más entradas >>