Qué es la dación en pago. | ProntoPiso

Por favor actualiza tu navegador Internet Explorer a Microsoft Edge, O utiliza otro navegador para poder disfrutar del correcto funcionamiento de nuestra web.

Gracias.

La dación en pago puede ser una solución en los casos en que no se pueda pagar la hipoteca. No obstante, no es tan fácil de conseguir como pueda parecer. Por esto, te vamos a explicar todo lo que necesitas saber sobre la dación en pago, incluido cómo conseguirla como alternativa al pago de la hipoteca.

1. Antes que nada, tenemos que saber qué es la dación en pago.

La dación en pago, también conocida como adjudicación en pago, es la acción de entregar un bien a cambio de saldar una deuda pendiente de pago. Aplicado al sector inmobiliario, se trata de un acuerdo entre el banco al que se debe y el titular de la hipoteca o deudor para saldar la deuda provocada por un préstamo hipotecario solicitado para comprar la vivienda. El propietario se libera así de las cuotas y se elimina, en caso de constar, del registro de morosos por dicha deuda, aunque puede perder la parte del préstamo ya pagado; el banco, por su parte, evita los procesos judiciales de ejecución hipotecaria.

Es decir, el deudor no recupera el dinero ya pagado al banco por ese préstamo aunque tampoco deberá seguir pagando cuotas, intereses del atraso, ni comisiones por el impago.

Por otro lado, en caso de posibilidad de dación en pago, el deudor tendrá la posibilidad de continuar viviendo en el inmueble bajo régimen de alquiler durante dos años más, siempre y cuando se llegue a un acuerdo con el banco y si la vivienda no ha sido anunciada a subasta ni tiene cargas consecutivas.

Así como en Estados Unidos esta práctica es muy común, en España esta solución al impago de la hipoteca está regulada por el Real Decreto-Ley 6/2012 de 9 de marzo de 2012 de medidas urgentes de protección de deudores hipotecarios sin recursos, aunque en este país es bastante infrecuente. Veamos por qué:

2. Cómo optar a la dación en pago en España

Estas son las condiciones para obtener la dación en pago y así liberarse de la hipoteca:

  1. La vivienda tiene que ser el la vivienda habitual del deudor y además ser el único bien de la propiedad.
  2. El inmueble hipotecado no puede superar un limite concreto variable en función de su ubicación en el valor de venta y en ningún caso debe ser superior a 250.000 euros.
  3. La vivienda no puede estar en subasta.
  4. La situación del deudor debe recogerse en las condiciones para que pueda ser considerada una persona que forme parte del umbral de exclusión. Se debe demostrar ante la justicia que efectivamente el deudor no tiene el patrimonio necesario para liquidar la deuda.
  5. La hipoteca no puede contener otros bienes como garantía ni avalistas.

  6. El deudor debe actuar de buena fe. Esto significa que si el acreedor puede demostrar que el deudor ha actuado de mala fe (deshonestamente) puede solicitar a un juez la renovación de la aplicación de la ley de segunda oportunidad.
  7. La situación debe demostrar ser perjudicial para el entorno económico familiar en los 4 años anteriores a la solicitud de la dación de pago.
  8. La cuota mensual de la hipoteca debe ser de más del 50% de los ingresos familiares.

A tener en cuenta:

La dación en pago solo te libera de deudas con acreedores de carácter privado y no de deudas con organismos públicos como la Agencia Tributaria y la Seguridad Social seguirán vigentes.

Otra solución para deshacerte de una hipoteca a la cual no puedes hacer frente es vender tu piso hipotecado. De hecho, en España, este es un caso muy habitual. En Prontopiso.com es posible vender tu casa rápidamente de la mano de profesionales: ProntoPiso garantiza la venta en menos de 90 días. En caso contrario, Prontopiso se compromete a adelantarte el 95% del valor del piso sin coste alguno, para reducir la presión de la venta rápida y poder mejorar el posicionamiento del vendedor a la hora de negociar el precio final.

Ver más entradas >>