¿Qué son los gastos de plusvalía en la venta de una vivienda? | ProntoPiso

Por favor actualiza tu navegador Internet Explorer a Microsoft Edge, O utiliza otro navegador para poder disfrutar del correcto funcionamiento de nuestra web.

Gracias.

Vender una vivienda también lleva asociados gastos e impuestos que el vendedor debe tener en cuenta a la hora de fijar el precio que quiere obtener por ella y así luego evitar sorpresas. Es decir, que quien gasta dinero no es solo quien compra la casa sino también quien vende su vivienda.

Vayamos por partes. Hay dos tipos de plusvalías la plusvalía de Hacienda (es decir, el IRPF) y, si hay beneficios, también la plusvalía municipal. Como ya hemos dicho, en ambos casos, el que vende la vivienda deberá hacerse cargo del pago de estos impuestos.

Los propietarios que vendan un bien inmueble están sujetos a tributación por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas si residen en España. En caso de ser no residentes en el territorio español, estarán sujetos al Impuesto sobre la Renta de no Residentes. Esta ganancia patrimonial derivada de la venta de una vivienda tiene que ser declarada en la declaración de la renta ya que suponen una ampliación de los beneficios. Para calcularla, se tiene en cuenta la diferencia entre el valor al que se vende la vivienda y el valor al que se compró, actualizado mediante un coeficiente que varía en función del año en que el inmueble fue adquirido. Ese importe se declara en la base imponible del ahorro del IRPF.

Sin embargo, según la ley vigente, hay algunas excepciones en el pago de este impuesto. En primer lugar, las personas que vendan su vivienda para comprarse otra no tendrán que pagar la plusvalía de Hacienda. Y, en segundo lugar, aquellas personas mayores de 65 años que venden un inmueble, tampoco tendrán que pagarla.

En cuanto a la plusvalía municipal, se trata de un impuesto que el vendedor tendrá que pagar al Ayuntamiento donde esté inscrita la propiedad en la mayoría de los casos. El valor se estima en función al valor catastral de la vivienda, teniendo en cuenta la ubicación de la vivienda, los metros cuadrados y el año de construcción.

No obstante, también hay excepciones para la plusvalía municipal, y es que si el vendedor demuestra que vendió su casa con pérdidas, no tendrá que pagar la plusvalía municipal. Es decir, solo se pagará cuando se venda el inmueble con ganancias.

Ver más entradas >>