Vender piso hipotecado | ProntoPiso

Por favor actualiza tu navegador Internet Explorer a Microsoft Edge, O utiliza otro navegador para poder disfrutar del correcto funcionamiento de nuestra web.

Gracias.

Vender una casa hipotecada es una de las situaciones más habituales en el sector inmobiliario. En 2017, en España se realizaron 475.000 transacciones inmobiliarias, entre las cuales aproximadamente 152.000 corresponden a viviendas de segunda mano. Entre estas últimas, la mayoría de ellas no han terminado de cancelar su hipoteca. Por ello, si estás pensando en vender tu casa y tiene una hipoteca asociada, no debes preocuparte ya que es una situación más típica de lo que pueda parecer. Existen diversas opciones para llevar a cabo esta operación. No obstante, las dos principales son: cancelar la hipoteca o subrogarla.

1. Cancelar la hipoteca

Esta es la opción más utilizada ya que permite cancelar la hipoteca a la vez que se firma la venta ante notario, lo cual aporta comodidad y tranquilidad para ambas partes. No obstante, solo puede llevarse a cabo en caso de que la vivienda se venda a un precio superior que la cantidad pendiente del préstamo. De este modo, una parte del cheque que se obtenga por la venta del inmueble va a la cancelación del préstamo hipotecario y la otra puede ir destinada a cualquier cosa que desee el expropietario. Esta opción es muy común cuando se trata de una venta entre particulares. Para llevar a cabo este trámite, es necesario que dispongas de un certificado de deuda, el cual debes pedir a tu entidad bancaria. Además, deberías tener en cuenta que posiblemente debas asumir el pago de una comisión bancaria por cancelación anticipada. Por último, una vez se ha firmado ante notario, la parte del comprador debe registrar la cancelación de la deuda en el registro.

Para cancelar la hipoteca, el trámite que debe seguirse puede parecer complicado a primera vista. No obstante, únicamente consta de 3 sencillos pasos que debes seguir para cancelar la hipoteca en el momento de la venda del piso:

  1. El día de la escritura deberás aportar el certificado de deuda pendiente, el cual deberás solicitar al banco con anterioridad. Este certificado expone la cantidad que queda por pagar del préstamo hipotecario, pudiendo así comprobar si es mayor o menor a la cantidad por la que se está vendiendo el inmueble. Puedes firmarlo ante notario el mismo día de la venta o en otro momento, en cualquiera de los casos deberá estar presente un representante del banco.

  2. En segundo lugar, deberás realizar el trámite de Actos Jurídicos Documentados (AJD). Es muy sencillo, solo debes rellenar un formulario.

  3. Una vez pagado el impuesto asociado a la cancelación de la hipoteca, deberás acudir al Registro de la Propiedad para dejar constancia de la cancelación de la hipoteca.

2. Subrogar la hipoteca

La segunda opción más recurrente en caso de vender una vivienda con una hipoteca asociada es la subrogación de la hipoteca. Este trámite consiste en transmitir la deuda hipotecaria restante al nuevo comprador, generalmente a cambio de una rebaja en el precio del inmueble. Para que esta opción sea viable debe ser acordada tanto por parte del comprador como del vendedor, así como también debe contar con la aprobación de la entidad bancaria. Esta última deberá estudiar el perfil del nuevo deudor ya que debe asegurarse de que será capaz de asumir los pagos debidamente. Si el banco aprueba al comprador como nuevo deudor, la entidad bancaria cobrará comisiones derivadas del estudio, tramitación y subrogación. Esta alternativa es muy popular dado que permite ahorrarse el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD), dado que al subrogar la hipoteca no se debe pagar este impuesto en ningún banco.

En definitiva, vender una casa hipotecada conlleva una serie de trámites que una libre de cargas no comporta. No obstante, si se organiza correctamente, como hemos visto a lo largo de este post, no suele ser un trámite complejo. También puedes tener en cuenta los 5 consejos para vender tu piso rápido y despreocuparte de la venta. Lo que ocurre en muchos casos es que hacerlo como particular es más complicado de lo que parece, ya que el sector inmobiliario requiere de experiencia y conocimiento previo para garantizar el éxito en la operación, por ello se recomienda contar con expertos. En Prontopiso.com es posible vender tu casa rápidamente de la mano de profesionales: ProntoPiso garantiza la venta en menos de 90 días. En caso contrario, Prontopiso se compromete a adelantarte el 95% del valor del piso sin coste alguno, para reducir la presión de la venta rápida y poder mejorar el posicionamiento del vendedor a la hora de negociar el precio final. Además, gracias a ProntoPiso encontrarás increíbles oportunidades de inversión, ya que comercializa con viviendas ideales para este tipo de operaciones.

Ver más entradas >>